lunes, 30 de junio de 2008

Algunas instantáneas de la presentación

Sala abierta del Café-Pub Villa Conchita, en Burjassot (Valencia), instantes antes de la presentación
El público, expectante, tras unos minutos de espera
Rompe el hielo Ignacio Cebrián, compañero de aventuras y escritor. Proseguimos contando algunas anécdotas de nuestros viajes por Suramérica
Lectura de dos relatos, breve alegato y declaración de buenas intenciones del autor Lectura de introducción de la novela y discurso personal de Kiko Cervera, gran tertuliano y amigo Firma de libros y dedicatorias
Pese a que entre los asistentes, algunos eran muy jóvenes, se portaron como jabatos durante toda la charla
Rodeado de gente comprometida con la causaA la izquierda, puerta del local. A la derecha, el objeto de mi dedicatoria y una de mis otras grandes pasiones
*
Desde aquí quiero dar las gracias a todas las personas que asistieron al evento, invitadas o por iniciativa propia, por la gran atención prestada durante todo el acto, el apoyo regalado e inquietud mostrada por descubrir nuevos caminos para perderse. Un escritor sin lectores sería como una larga travesía en solitario. Espero que "Cuyabeno, la sangre de la Tierra" os deleite con un intenso viaje para los sentidos. Hasta pronto.
*
Busquen la felicidad, arriesguen, no dejen que nadie les robe la sonrisa... y vuelen, vuelen donde la pasión les lleve.



7 comentarios:

B. Miosi dijo...

Hola Nelo, te felicito una vez más por lograr tus sueños, este libro será el primero, los demás vendrán pronto, seguro.

Una compañera de camino y de foros,
Blanca Miosi

Elisabet dijo...

Nelo, ¡¡FELICIDADES!! Qué bien que hayas abierto este blog, así he podido ver un poquito lo que fue la presentación... Bueno, ¿y dónde se puede adquirir la novela?

Esa foto final... ¿son tu mujer y tu hija? Es para volverse locos con la niña, ¡es una preciosidad! Dales un beso de mi parte a las dos.

Un abrazo, y ya me contarás,

Elisabet

JUAN dijo...

¡Nelo, ya me lo leí!
Qué quieres que te diga: Es fabuloso.
Me has hecho sufrir, temblar, reír y soñar con la protagonista, gracias a tus magníficas descripciones.
Un libro que recomiendo a todo el que lea este comentario que no dejen de leer. Tengo otro libro desde hace años, "Manaos", una novela de aventuras en la selva, de Alberto Vazquez Figueroa. Es muy buena, pero no me hizo vibrar ni sentir tantas emociones como esta novela tuya.
Un abrazo, amigo. Enhorabuena por la presentación, las fotos hablan por sí solas.
saludos a tu esposa y un beso a ese ángel que la acompaña.Juan Pan

Manuel Pérez Recio dijo...

-Gracias, Blanca. Así lo espero. Ya tengo alguna cosilla cociéndose en la marmita, que espero esté lista en cosa de un año.
-Hola, Elisabet! Pues en el blog principal, neloescribe.blogspot.com, he indicado algunos lugares donde ya se puede adquirir. Pronto actualizaré los datos, pues el número de librerías aumenta cada día.
-Juan, casi me dejas sin palabras. Me alegra mucho que te haya gustado tanto. Manaos, por otro lado, es una excelente novela. Recuerdo las peripecias de los caucheros en Brasil...y al Nordestino. V. Figueroa es uno de mis escritores preferidos. Te recomiendo Viracocha, si no la has leído ya.
Un fuerte abrazo a los tres.
Nelo

Esther dijo...

Que me emocioné, compañero, viendo las fotos.

!Bravo por vos!

Besos,
Esther

Manuel Pérez Recio dijo...

Esther,tu emoción me conmovió. Un fuerte abrazo y dos besos muy grandes.
Nelo

CPR dijo...

La mayoría de las novelas se pueden encasillar en 2 estereotipos para definirlas: Qué y Cómo. En las novelas "Qué" es más importante el contenido que la forma, mientras que en las novelas "Cómo" se da más importancia a la forma de narrar que a la propia historia de fondo; sin embargo en Cuyabeno se conjugan ambas formulas Qué y Cómo y además aparecen dos nuevos participantes que son esenciales y hacen más atractiva la lectura, que son “Quién” y “Dónde”. Todos estos pilares se juntan en Cuyabeno para dar forma a un relato en el que las palabras se van encadenando con armonía, como en una partitura, para ir creando un misterio que crece en interés durante todo el libro y que finalmente se desmenuza sin dejar cabos sueltos. Por ello animo a seguir escribiendo a Nelo y espero que termine pronto su nueva novela. CPR.